La producción de plástico en el mundo crece un 500% desde 1980

La producción de plástico en el mundo crece un 500% desde 1980
Según los estudios la producción de plástico en todo el mundo se ha incrementado un quinientos por cien desde 1980, y representan ya entre el 80% y el 90% de la polución que hay en los océanos.
La mayor parte de los restos plásticos no están en el mar sino en tierra y se encuentra en su mayoría en los países en desarrollo, que no tienen buenos sistemas de saneamiento y reciclaje.
Según un estudio de Science, de los 20 países más contaminantes, solo de los países desarrollado aparece en el puesto número veinte, Estados Unidos.

¿Cuándo llegará el fin de la producción de plástico?

Los expertos hablan que solo cuando el petróleo comience a agotarse será cuando se planteen el desarrollo de materiales sustitutivos.
Pero cuando esto ocurra, el fin de la producción de plástico no terminará con el problema, debido a su lentísima degradación, por lo que será necesario tomar medidas de descontaminación especiales.

¿Qué medidas se toman en el mundo para reducir el plástico?

En 1990, la isla de Nantucket, Massachusetts, fue el primer lugar en Estados Unidos en prohibir las bolsas de un solo uso.
En China, desde 2008 los comercios cobran por las bolsas desechables, reduciéndose el uso de plástico en un 50%.
Algunos países en desarrollo han ilegalizado las bolsas de plástico, aunque la ejecución de estas medidas a veces resulta problemática.

Medidas en la Unión Europea

La Unión Europea quiere que los estados miembros reduzcan en un 80% el uso de las bolsas, pasando de las más de 170 bolsas por ciudadano europea a solo 40 en 2025.
Los esfuerzos en la actualidad se centran únicamente en reciclar cada día más plástico, pero los expertos advierten que no será suficiente con esta medida.

Vive sin plástico, se puede

Para que vivas sin plástico comienza por realizar compra que usen materiales tradicionales, como el cristal, el papel, el metal, la cerámica o la piedra.
Comprobarás que no es misión imposible, pero tampoco resulta fácil una vida sin plástico.
Lo primero que te darás cuenta cuando te pongas en acción es que la vida sin plástico es un poco más cara.
Las resinas sintéticas están en casi todo lo que compramos, consumimos y desechamos.
Con el petróleo se obtienen polímeros con muchas posibilidades y muy baratos, comparados con los materiales de origen natural.
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *